Exención 7p

Informamos y asesoramos a los clientes respecto a las medidas de optimización fiscal que nuestro sistema legal permite. Entre ellas, destacamos la exención por rendimientos obtenidos en el extranjero (artículo 7p LIRPF), en virtud de la cual se pueden considerar exentos de tributación hasta 60.100 euros anuales, si se cumplen determinados requisitos.

Nuestra metodología de trabajo difrencia tres pasos:

  1. El análisis de la exención, a fin de determinar que la exención es aplicable
  2. La implementación de la exención
  3. La gestión de la exención.

Nuestra propuesta de valor implica:

1) Analizar la situación de la compañía y de los empleados a fin de determinar que la exención se aplica. Asimismo, determinamos cuál es el ahorro fiscal del que hablamos en cada caso, dado que este dependerá de varios factores: número de viajes al extranjero, salarios de los empleados que se desplazan…

Asimismo, la normativa determina  que los importes devengados en el extranjero serán aquellos que correspondan a los días trabajados físicamente en el extranjero así como cualquier retribución específica que el empleado haya percibido por dicho trabajo. Working Abroad estudia cuál es la forma más rentable (desde un punto de vista fiscal) de articular la retribución salarial y cuál es el impacto fiscal de las alternativas.

2) Implementar la exención como una medida de valor adoptada por los Recursos Humanos de la compañía. Aplicar una medida como esta tiene importantes repercusiones económicas para los empleados (un mayor salario neto), por tanto, creemos que es conveniente que la compañía sepa venderla como una medida adoptada por y para sus empleados.

Asimismo, entendemos que es necesario un claro plan de comunicación para explicar a los empleados qué se necesita de su parte para poder aplicar esta exención.

Aparte de ello, al comenzar a aplicar la exención son necesarios determinados documentos y medidas para arrancar con la exención.

3) Gestionar la exención. Para poder aplicar esta exención es necesario conservar una serie de documentos que justifiquen la aplicación de la exención en caso de inspección por parte de la Inspección Tributaria. Piénsese que la compañía tiene una obligación de practicar retenciones sobre los salarios pagados a sus empleados y que, si se retiene sobre dichos salarios por importe menor al establecido en la normativa, la compañía puede incurrir en un riesgo fiscal.

Debido a su especialización, a sus procesos y a las herramientas informáticas que utilza, Working Abroad puede gestionar esta exención de una forma más económica que lo que podría hacerlo la propia compañía.